La fotografía como escaparate

02 de mayo, 2020 - General - Comentarios -

Hola amig@s,

En este post quiero tratar un tema que parece una obviedad, pero que muchas veces no se le está dando la importancia que realmente tiene, me refiero a la fotografía como escaparate.

Cada día nuestro mundo está más globalizado debido a todos los recursos que tenemos a nuestro alcance. Ya no son necesarias muchas de las acciones que antes eran el pan nuestro de cada día, por ejemplo ya no necesitamos hacer un viaje de doce horas, gastar en hoteles y restaurantes para tener una reunión en la otra parte del mundo, ya se puede hacer desde casa o la oficina. Tampoco es necesario tener una tienda en la mejor calle de la ciudad porque cada vez más las compras se hacen a través de la red. Si nos fijamos bien, pocas son las cosas que no hacemos total o parcialmente desde un ordenador, tablet o móvil, desde hacer la compra a comprar comida en nuestro restaurante favorito, pasando por visitas virtuales a inmuebles y así podría estar todo el día enumerando actividades y casos concretos.

Esto nos lleva a que la presentación de nuestro negocio ha cambiado también, la gente no pasa por delante de nuestro negocio digital, si no que hay que llevárselo a su dispositivo para que pueda saber que existimos y qué ofrecemos.

Para esto hace falta un escaparate, y realmente ¿qué es un escaparate?. Un escaparate es una imagen fija que muestra los productos o servicios que vendemos de la forma más atractiva posible con el fin de crear un deseo por parte de quien lo mira y que de esta manera se decida a entrar en nuestro local y que termine comprando nuestros productos o contratando nuestros servicios.

Como ahora no tenemos un espacio físico si no una página web, ¿cómo podemos tener un escaparate?. Pues si un escaparate es una imagen fija, también lo es una fotografía, por lo que nuestro escaparate va a ser ni más ni menos que una fotografía, pero es que además nuestros productos o servicios, también van a ser fotografías.

Con la llegada de los nuevos smartphones, con cámaras de millones y millones de pixeles, la gente piensa que como los móviles hacen "muy buenas fotos" que con uno de última generación es más que suficiente para hacer las fotos de sus webs, piensan que haciendo ell@s mism@s las fotos con sus maravillosos y carísimos móviles van a tener unas imágenes acorde con el precio del móvil en cuestión, lo cual es un error porque en primer lugar las fotos no las hacen los móviles ni las cámaras, si no el fotógrafo que maneja el dispositivo, y en segundo lugar porque no todo el mundo está capacitado para mostrar en una imagen lo que quiere transmitir.

Antes, aunque muchos negocios optaban por la contratación de un escaparatista, con poner en el escaparate nuestro producto casi de cualquier manera, con el precio en una cartulina rotulada a mano, si ese precio era atractivo, podía ser suficiente para atraer a algunos clientes, pero eso ya pasó, ahora quien no tenga una presencia atractiva y profesional en su página web, tiene muchas menos posibilidades de tener entradas y por ende negocio.

Un/a fotógraf@ profesional, y especializado en la cada disciplina, va a saber cómo exponer nuestros productos, va a saber manejar la luz y los encuadres para que llame la atención de los potenciales clientes haciendo que se fijen en la parte que el profesional sabe que va a crear su interés y por tanto tenga más posibilidades de que termine entrando en nuestra web.

Aparte del escaparate, igual importancia tiene mostrar nuestros productos de la forma adecuada para que resulten, más que atractivos, llamativos y que terminen creando la necesidad de tenerlos por parte del espectador. Esto se consigue a través de una serie de técnicas y experiencia que es lo que ofrecen los fotógrafos profesionales.

Hoy en día sabemos que los clientes potenciales que pasean por la red no van a pasar más de cuatro segundos mirando una foto, en el mejor de los casos, a no ser que le llame la atención por algo y entonces es cuando se despierta el interés. Cada uno de nuestros potenciales clientes ve miles de fotos cada día, tanto en redes sociales como páginas y tiendas web, y si queremos que nuestras fotos llamen su atención han de tener algo diferente y conseguir esa diferenciación es el trabajo de los fotógrafos profesionales.

La fotografía profesional no es un gasto si no una de las más importantes inversiones que hay que hacer para conseguir el éxito.

dsc-7185-hdr
Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 9 =
Últimas entradas
Categorías
Ver siguiente